Sonora será estratégica para elecciones presidenciales de este año

TRADICIONALMENTE SE HA CONSIDERADO QUE SONORA NO ES UNA ENTIDAD QUE PUEDA DEFINIR UNA CONTIENDA ELECTORAL federal, y a partir de ahí se han creado lugares comunes que van desde el “no pinta a nivel nacional”, “el porcentaje de votación es muy bajo y no es considerado importante”, entre muchos otros.

Y efectivamente por sí solo, Sonora no tiene la capacidad electoral, por su baja densidad poblacional, de definir una elección presidencial.

Sin embargo, esta región del País se ha convertido en al menos las tres últimas elecciones presidenciales, en una eslabón importante que junto a otros Estados le han dado la victoria a los respectivos triunfadores de las elecciones en turno.

De acuerdo a informes especializados relacionados con el comportamiento electoral en el País, Sonora junto a Entidades como Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Colima, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí, y Yucatán han sido claves para los triunfos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en el 2000, 2006 y 2012 respectivamente.

Ninguno de estos diez Estados cuentan con la fortaleza del padrón electoral de… digamos Jalisco, Veracruz, Ciudad de México, Oaxaca, entre otros en donde se concentra el mayor número de votantes en el país.

Pero juntos logran una fuerza electoral que no ha sido subestimada por los operadores electorales de los principales partidos políticos, y por eso mismo dejan que se mantenga la falacia de que esos diez Estados no son necesarios para ganar la elección, porque al final del día ahí es en donde se concentra su aspiración a la victoria.

Eso ya lo detectó por ejemplo Andrés Manuel López Obrador, quien en dos ocasiones ha perdido la elección presidencial debido precisamente al voto en contra registrado en esas regiones.

De ahí que se ha concentrado en visitar recurrentemente esa parte de la geografía mexicana, entre ellas a Sonora.

De acuerdo a los datos del comportamiento electoral en el País y que tiene en su poder la autoridad electoral, difundida también ya por algunos especialistas en el análisis político, se desprenden los siguientes datos:

En el 2006, Felipe Calderón logró 4.72 millones de sufragios en los diez estados (47.48% o casi doce puntos más que su porcentaje nacional), mientras que el segundo lugar, el perredista Andrés Manuel López Obrador, consiguió 2.1 millones de votos (21.1% o 14 puntos menos que su proporción a nivel nacional). 

 Para el  2012 las cosas variaron: López Obrador logró una mejor participación en los diez estados al obtener 2.76 millones de votos pero eso no fue suficiente pues quedó lejos de Enrique Peña Nieto, quien se llevó 4.85 millones de votos o 40.20%. Para AMLO, el porcentaje regional fue casi nueve puntos inferior a su porcentaje nacional, mientras que Peña Nieto logró dos puntos más.

Son dos ejemplos básicos para demostrar que los diez Estados mencionados, cuentan con un punto estratégico que en esta ocasión el abanderado de MORENA no está dispuesto a ceder a sus contrincantes, sobre todo porque en el caso del PAN, su alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano en algunas regiones como Jalisco, le sumará más votos.

Por eso será interesante observar la estrategia que desplegará el PRI en Sonora a partir de que arranquen las campañas electorales pues se conocerá si realmente han evaluado cómo es que Sonora se ha convertido en un Estado decisor en materia electoral para la elección presidencial.

Ha dejado de ser nuestra Entidad, pues, el patito feo cada seis años.

POR CIERTO, SE SABE DE ACUERDO A FUENTES PRIMARIAS DE INFORMACIÓN, QUE DENTRO DE LOS CAMBIOS que se darán a conocer en los próximos días en el gabinete legal de la gobernadora Claudia Pavlovich, se contempla el del Secretario de la Contraloría Miguel Ángel Murillo Aispuro.

Se sabe con certeza que la salida del cajemense ex dirigente estatal del PRI se ha considerado desde hace tiempo, y que los principales operadores de la mandataria sonorense se han entrevistado con distintos personajes para conocer sus capacidades para sustituirlo.

Pero la salida del político del sur del Estado no se dará por falta de capacidad o por no cumplir los objetivos de la gobernadora Pavlovich.

Se dice que Murillo sale de su cargo porque le han encomendado la coordinación de la campaña, cuando esta inicie formalmente, de Pepe Meade en el Estado, y en ello se concentrará de lleno.

De ser cierta la versión y se confirma la salida de Murillo del gabinete para integrarse al proceso electoral presidencial, seguramente lo hace con el beneplácito de la gobernadora Pavlovich porque no se debe omitir que sobre todas las cosas, y como dijera el clásico, quien manda en Sonora es Claudia Pavlovich.

A ver.

INSISTENTE… AUNQUE DE BAJO IMPACTO, LA VERSIÓN DE QUE EL ALCALDE DE HERMOSILLO MANUEL IGNACIO ACOSTA ENFRENTA una seria circunstancia personal de salud, que le ha obligado a visitar recurrentemente a especialistas tanto en el Estado como en el extranjero.