FÓRMULA AL SENADO, CLAVE DE TRANQUILIDAD Y UNIDAD PARA EL PRI SONORA

LA FÓRMUILA QUE CONTENDERÁ POR UN ESCAÑO EN EL SENADO DE LA REPÚBLICA EN EL 2018 se convertirá en un verdadero dolor de cabeza para los grupos de poder de Sonora, sobre todo porque la inclusión del ex gobernador Eduardo Bours en la lista de prospectos al cargo ha modificado todos los escenarios construidos anteriormente.

 Cierto es que definir a los candidatos al senado de la República es una decisión que recae directamente en Los Pinos pero en donde tendrán participación, sin duda alguna, los grupos de poder de Sonora y con una influencia determinada de la dirigencia nacional del PRI.

No hace muchos días, en esta misma Arena Política les comentamos acerca de la intención de Eduardo Bours de buscar de nueva cuenta una posición en el senado de la República, y de pronto se ha observado en otros espacios de opinión el nombre del ex gobernador enlistado entre los citados a ese cargo.

Listas que por cierto han sido deslizadas por los mismos grupos de poder que impulsan esa aventura y que de esa manera empiezan a construir el proyecto.

No hace muchos meses, y eso lo recuerda recurrentemente el colega cajemense Mario Rivas, el propio Eduardo Bours les adelantó sobre sus intenciones de regresar a la política, y en aquel momento se desataron las especulaciones de a qué se refería el ex gobernador con ese intento.

La declaración la hizo precisamente luego de que el ex alcalde de Cajeme Ricardo Bours anunciaba su intento por buscar la gubernatura de Sonora en el 2021 y no una posición en el senado, como se especulaba entonces.

El caso es que esa variable del ex gobernador de Sonora modifica todos los escenarios para el PRI en el Estado, porque, de acuerdo a lo que han comentado a este mismo espacio algunos personajes conocedores del proyecto, la intención es que Eduardo Bours busque encabezar la fórmula para el Senado e ir a una campaña en busca del voto popular.

Ese es un proyecto.

Pero entonces el dilema va a ser para, en primer término, la gobernadora del Estado porque aunque no recaerá en ella la decisión sobre la fórmula, si tendrán que consultarla los tomadores de decisiones en Los Pinos y en el CEN del PRI.

Porque para ello deberán presentarse elementos de peso, escenarios, prospectivas, trabajos con grupos FODA, mediciones demoscópicas, entre muchas otros, para demostrar las fortalezas y debilidades de cada uno de los aspirantes a enlistarse en busca de un escaño en el senado.

En la lista seguramente aparecerán además del propio Eduardo Bours, los nombres de Antonio Astiazarán, a quien al parecer lo volvieron a enlistar; también Víctor Hugo Celaya, Rogelio Díaz Brown, Juan Manuel Verdugo Rosas, Faustino Félix, Natalia Rivera, Próspero Ibarra (aunque quién sabe si se mantenga en su posición al saber de las intenciones del ex gobernador Eduardo Bours), Ernesto de Lucas Hopkins, Miguel Pompa Corella, Alfonso Elías Serrano.

¿Es un asunto menor para el PRI, para la gobernadora Pavlovich, para los grupos de tomadores de decisiones en materia de política electoral?

No, de ninguna manera es un asunto menor porque de la definición de la fórmula al Senado de la República, dependerá en gran parte el resto de las negociaciones en los otros cargos de elección popular que se disputarán en el 2018 en Sonora.

Y de ahí, la posibilidad de que el PRI se mantenga unificado en ese trayecto y pueda contar con las posibilidades de ser competitivos y mejorar las posiciones que en este momento posee en la escena pública.

Aunque parezca una perogrullada, la unidad será esencial, más que nunca en el PRI, para poder aspirar a sacar adelante todos los proyectos electorales del 2018, sobre todo porque tendrán encima la amenaza del avance MORENA en Sonora, las candidaturas independientes, la posibilidad  competitiva de Movimiento Ciudadano, de un panismo que aunque no terminan de recuperarse de los estragos causados por la decepción y rechazo provocado por personajes de la anterior administración estatal cuenta con una estructura  de militantes fieles.

Pero además, de condiciones generales en el País en donde el rechazo a las siglas tricolores se acrecienta y en una sociedad que cada vez cree menos en los partidos políticos.

Definir la fórmula al senado de la República será la clave para el PRI, para los priístas y para los grupos de poder.

Y definirá también la tranquilidad en el Estado.

Hablando en materia política.

INTERESANTE, SUMAMENTE INTERESANTE EL ENCUENTRO SOSTENIDO ENTRE LA GOBERNADORA CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO y el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos Luis Raúl González Pérez, en donde se concretó el compromiso de fortalecer a las instituciones que velan por los derechos de, en este caso, los sonorenses.

“En Sonora el respeto a los derechos humanos no admite pretextos ni cortapisas” dijo la gobernadora ante el ombudsman nacional y refrendó trabajo conjunto en ese sentido.

La Gobernadora Pavlovich y el ombudsman nacional coincidieron en fortalecer a las instituciones que protejan los derechos para el beneficio de los sonorenses, trabajar conjuntamente para garantizar los derechos humanos de la ciudadanía, atender las presuntas violaciones a sus derechos; y conocer y realizar las investigaciones pertinentes en torno a las quejas que se reciban.

Interesante el mensaje, pues, que se envía desde el centro del País en torno al quehacer de los derechos humanos en Sonora y el compromiso de la mandataria sonorense de fortalecer y respetar a esas instituciones.

La gobernadora sabe de política y en ese sentido envío el mensaje.

Y hay que acatarlo.

EN CANANEA EMPIEZAN A AGITARSE LOS ESCENARIOS ANTE EL RECLAMO DE UN GRUPO DE mineros que piden al grupo México la posibilidad de ser contratados por la empresa.

Los integrantes de la sección 65 de trabajadores mineros han denunciado que la compañía extractora de cobre se resiste a contratar a personal con residencia en esa ciudad y decide hacerlo en otros puntos del Estado, lo cual desplaza la mano de obra calificada de los canenses.

Quizá se deba a los conflictos laborales recurrentes entre ambas partes, sindicato y empresa, y que han llegado incluso a estallidos de violencia.

Se sabe que estuvo en reuniones privadas con ejecutivos del grupo México el dirigente estatal de la CTM Javier Villarreal Gámez en busca de una definición favorable para los cananense de parte de la empresa.

Ojalá lo logre, porque se conoce históricamente el papel de lucha obrera de los mineros de Cananea.

Tema de conflicto para el gobierno del Estado.

 

Regresar al inicio